Primaflor presenta en Sevilla su Memoria de sostenibilidad

memoria sostenibilidad Primaflor ok

La reciente Asamblea de la Confederación de empresarios de Andalucía, que tuvo lugar en Sevilla, ha sido el escenario donde Primaflor ha presentado su primera Memoria de Sostenibilidad en base a criterios ESG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo).

La Memoria fue entregada por el director corporativo de Primaflor, Cecilio Peregrin, a Fátima Bañez, presidenta de la Fundación CEOE y a José Cano, presidente de Asempal y recién elegido como Vicepresidente de la CEA.

Con este documento, Primaflor se convierte en una de la primera empresa del sector agro en contar con una Memoria de sostenibilidad en base a criterios ESG, verificada por Bureau Veritas.

Cuidando el entorno

En materia medio ambiental, Primaflor ha introducido packaging reciclado en 16 referencias de IV Gama, ha implantado un modelo de economía circular en su proceso productivo mediante la conversión de residuos vegetales en compost para las fincas de producción agrícola, cuenta con un sistema de distribución de agua inteligente en un semillero robotizado que permite minimizar el consumo de agua y demás productos necesarios durante el proceso de desarrollo del cultivo, y realiza inversiones continuas en maquinaria para mejorar el desempeño ambiental y eficiencia energética. 

En materia energética, y con el fin de alcanzar una movilidad más sostenible, Primaflor ha incluido coches eléctricos en su flota empresarial, que en 2030 supondrá el 80% de la misma. Las fábricas, oficinas y almacenes a su vez se iluminan mediante sistemas LED y la empresa cuenta con un suministro eléctrico 100% renovable, evitando la emisión de más de 7.200 toneladas equivalentes de CO2 a la atmósfera, tanto en fábricas y almacenes, como en producción agrícola.

El cumplimiento de este objetivo en materia de sostenibilidad de Primaflor, junto con su adhesión al programa de aceleración del Pacto Mundial “Climate Ambition Accelerator”, les permite seguir concentrando sus esfuerzos en alcanzar cero emisiones netas en 2050, con el objetivo de controlar el calentamiento global por debajo de 1,5 grados. 

La empresa es parte de varios proyectos europeos enfocados a la reducción del plástico, así como también desarrolla desde hace años la agricultura de precisión para medir y optimizar de forma sostenible los recursos agrícolas. 

Para el año 2030, la hoja de ruta de Primaflor implica una reducción del 10% el consumo del agua, una reducción del 30% de emisiones, un aprovechamiento del 100% de los residuos, un 80% de flota eléctrica y la implantación de medidas de economía circular en toda la cadena de valor. 

Cuidando a las personas 

Las personas son lo más importante en Primaflor y la situación de excepcionalidad provocada por la crisis sanitaria ha puesto de relieve la capacidad de sus profesionales para garantizar el acceso a un producto básico de la alimentación diaria a los ciudadanos, incluso en periodos de estado de alarma. 

La crisis de la COVID -19 ha venido para fortalecer unas políticas de cuidado por las personas que ya formaban parte de la misión, visión y valores de la empresa, dado que se trabaja con más de 25 nacionalidades, con un 52% de mujeres y un 48% de hombres, y con un amplio abanico de franjas de edad y formación académica y/o profesional. 

Primaflor cuenta con un Plan de Igualdad que garantiza una igualdad de trato y oportunidades de acceso a la promoción profesional, así como una política de tolerancia cero con la discriminación de género o cualquier tipo de acoso.  Incluye medidas de flexibilidad y conciliación familiar, como el horario flexible, teletrabajo para los puestos que es compatible y una ampliación del permiso de paternidad de 5 a 8 semanas, entre otras medidas.

La empresa también apuesta por la integración laboral de personas con discapacidad, siendo, al cierre del ejercicio, 15 las personas con discapacidad que forman parte de la plantilla. Para los empleados de otras nacionalidades existe un plan de ayuda y aprendizaje de las costumbres y la lengua, factores clave para una integración saludable. En materia de cuidado de la salud, se aplican estrictos criterios de prevención de esta, así como de seguridad y riesgos en el lugar de trabajo.

Apoyando una sociedad más comprometida 

En paralelo al impacto económico que genera la actividad de Primaflor, existe un fuerte compromiso con el empleo local y la participación e iniciativas sostenibles impulsadas por la sociedad o por la propia empresa.

Desde la visión de contribuir a cuidar, apoyar, educar e involucrar, desde Primaflor se acometen distintos proyectos relacionados con la educación, como el del fomento de la lectura orientada al cuidado de la tierra y la difusión de una vida más saludable a través del deporte y la formación en alimentación saludable.

Fruto de todo esto nace la Fundación Primaflor, dotada con 304.500 € de presupuesto para el impulso de proyectos sociales, y que trabaja en la actualidad con más de quince entidades entre clubes deportivos, fundaciones, entidades sin ánimo de lucro o asociaciones benéficas. La pandemia ha desvelado nuevas necesidades y la Fundación ahí ha estado, orientando sus esfuerzos hacia apoyos a la Administración local en materia de desinfección, envío de productos frescos a bancos de alimentos o la colaboración con la ONG del afamado José Andrés, para proveer de miles de comidas a familias en riesgo de exclusión. 

En palabras de Cecilio Peregrín, esta primera memoria ESG de Primaflor es “un paso más hacia la dirección correcta que pretendemos como compañía y nuestro compromiso con un futuro más sostenible, dónde cuidamos por igual al planeta y a las personas, esa es nuestra misión y hacia ahí nos encaminamos”.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta