Marruecos se convierte en el segundo proveedor de sandía de Europa

sandías

En los últimos cuatro años, desde el 2019 a este año, el mercado de sandía en Europa ha sufrido algunos cambios considerables, con la caída en las ventas de España e Italia y el paulatino incremento de un país tercero como Marruecos.

España lleva cuatro años seguidos bajando sus ventas de sandía en los mercados de la Unión Europea (UE) mientras crecen las de sandía marroquí, según ha publicado Hortoinfo con los datos de Euroestacom (Icex-Eurostat).

En el año pasado las ventas de sandía española en la UE cayeron un -22’98 por ciento con respecto a 2019, 156’67 millones de kilos menos, mientras que Marruecos las ha aumentado un 81’74 por ciento con 121’83 millones de kilos más.

Italia también lleva tres años bajando sus ventas de sandía en el mercado de la UE, un -16’27 por ciento desde 2020 en su caso, lo que supone un descenso de 43’89 millones de kilos.

La caída en las ventas de sandía en los mercados comunitarios por parte de Italia, unido al incremento de las marroquíes, ha permitido al Reino de Marruecos convertirse en el segundo proveedor a la UE de esta cucurbitácea, desplazando a Italia hasta el tercer escalón del ranking.

En general, las compras de sandía por parte de los Estados miembros han descendido en 2022 en un 1’1 por ciento con respecto al año 2019, ya que, si en ese año el volumen total fue de 1.726’04 millones de kilos, en 2022 la cifra ha bajado hasta los 1.707’06 millones de kilos.

Ventas por país

A pesar de haberse reducido el volumen, España sigue siendo el país que más sandía vende a sus socios comunitarios, ya que en 2022 las ventas españolas de esa fruta en la UE han sido de 524’93 millones de kilos, el 30’75 por ciento de la totalidad de sandía comprada por los Estados miembros de la UE, lo que quiere decir que más de 3 de cada 10 sandías que se consumen en la Unión Europea son españolas.

Sin embargo, al contrario de lo que ha ocurrido con el volumen, el valor de la sandía española vendida en la UE en 2022 ha aumentado en comparación al del año 2019, un incremento que se debe al mejor precio obtenido. En 2019 España obtuvo por las sandías vendidas en la UE 357’61 millones de euros al venderse a 0’52 euros/kilo, mientras que en 2022 la cifra ha alcanzado los 418’77 millones de euros con un precio medio de 0’8 euros por kilo.

En 2022 Marruecos es ya el segundo proveedor por volumen de sandía suministrada a los Estados miembros desbancando a Italia de ese lugar, al haber vendido en los mercados comunitarios 270’87 millones de kilos de sandía. El valor de la sandía marroquí ha sido en 2022 de 195’34 millones de euros, con un precio medio de 0’72 euros por kilo.

El tercer proveedor de sandía a la UE por volumen en 2022 ha sido Italia al vender 225’82 millones de kilos. El valor de la sandía italiana ha sido de 131’32 millones de euros, con un precio medio de 0’58 euros por kilo.

La cuarta posición entre los países que suministran sandía en la UE la ocupa Grecia con 136’35 millones de kilos, 49’63 millones de euros y un precio medio de 0’36 euros por kilo.

Países Bajos cierra el quinteto de los proveedores que más sandía venden en la UE, con un volumen suministrado en 2022 de 90’13 millones de kilos vendidos por un valor de 96’16 millones de euros y un precio medio de 1’07 euros por kilo.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta