Marruecos redobla su apuesta por la exportación de frutas y hortalizas

El pasado mes de febrero, el propio rey de Marruecos, Mohamed VI, presentaba en la provincia de Chtouka Ait Baha dos nuevas estrategias, una para el desarrollo agrícola  llamada “Green Generation 2020-2030” y otra relativa al agua y bosques, denominada a “Forêts du Maroc”.

FOTO: Wall Street International Magazine

Con “Green Generation 2020-2030”, Marruecos se ha marcado objetivo de duplicar la participación del sector agrícola en el PIB del reino alahuita, que actualmente se sitúa en el 12,3%. Y por otro lado reducir la balanza comercial mediante la exportación de más y más productos con alto valor agregado. La meta se ha establecido en duplicar el valor de las exportaciones agrícolas, pasando de los 34.700 millones de dirhams (casi 3.200 millones de euros) en 2018 a los 60 mil millones (5.500 millones de euros) en 2030. Además, se movilizará un millón de hectáreas de tierras colectivas, con la expectativa de crear unos 350.000 nuevos empleos.

“Green Generation 2020-2030” es la apuesta sucesora del Plan Marruecos Verde, lanzado en 2008, y que supuso el desarrollo de 12 planes agrícolas regionales, la creación de cuatro nuevas agencias, la entrada en vigor de 4.500 leyes y más de 34 mil millones de dirhams movilizados con fondos internacionales.

Además implica ayudas e incentivos para que 180,000 jóvenes agricultores arranquen su actividad y 150,000 jóvenes se beneficiarán de las ambiciosas medidas de formación profesional para 2030.

Forêts du Maroc

La otra estrategia iniciada por Marruecos califica a los bosques como espacios para el desarrollo, y con ella se pretende garantizar la gestión sostenible de los recursos forestales, adoptar un enfoque participativo que involucre a los usuarios, fortalecer las capacidades productivas de los bosques y preservar la biodiversidad.

Esta estrategia tiene como objetivo, también para 2030, repoblar 133,000 hectáreas de bosque, la creación de 27.500 empleos directos adicionales, mejorar los ingresos de las cadenas de producción y la economía del turismo para alcanzar un valor de mercado anual de 5.000 millones de dirhams (460 millones de euros).

Para FEPEX, la nueva estrategia de desarrollo agrario en Marruecos, que pretende duplicar las exportaciones en los próximos diez años, refleja la apuesta por una agricultura de exportación, centrada en frutas y hortalizas, y por la implementación de las medidas necesarias para conseguirlo como el desarrollo de desaladoras para la mejora del riego. El incremento de la producción hortofrutícola exportable de Marruecos ahondará en el impacto negativo que ya están teniendo las exportaciones marroquíes sobre el sector español

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta