LQA: “Nuestras fincas son lugares que inducen a la biophilia”

José Manuel Escobar

Entrevista a José Manuel Escobar, director ejecutivo de LQA Thinking organics, quien nos cuenta su filosofía y método de producción en su finca del Poniente almeriense.

Antes de nada… y ahora ya metidos en campaña ¿Cómo se presenta ésta?

Pues como dicen los sociólogos, estamos en un entorno B.A.N.I. , donde la única certeza es la incertidumbre. No me atrevería a aventurarme en pronosticar el desarrollo de la campaña.

Además, el cambio climático (otoños y primaveras con temperaturas estivales) trae consigo la aparición de enfermedades que las considerábamos superadas (virus de la verruga), el new Delhi y plagas que actúan cada vez con mas virulencia como la mosca blanca y sobre todo el pulgón, especialmente en las cucurbitáceas que no sabemos cómo combatirlo de modo eficaz. Es increíble, pero a falta de un mes para la Navidad, se estaban arrancando cultivos de calabacín por el pulgón con la consiguiente merma de kilos.

Vuestra empresa tiene unas señas de identidad muy claras: ecológico, datos, sostenibilidad, holística, hasta desembocar el producto en el cliente. ¿Cómo se logra aunar todo eso?

Conjugando tradición y vanguardia. Desarrollamos una “agricultura de autor” basada en la sostenibilidad, la innovación, servicio, calidad y creatividad. Y sobre todo, no tener miedo a desaprender viejas praxis para sustituirlas por otras nuevas. Creo que fue Honoré de Balzac quien dijo “que la constancia es el fondo de la virtud”. No hay secretos; solo trabajo y afán de aprendizaje.

Tenéis un concepto de finca muy peculiar, hay arte, un área específica para fauna auxiliar, para compost, tecnología para riego… ¿Qué resultados os está dando? O más que resultados ¿Es perseguir aquella máxima de vivir para trabajar en lugar de trabajar para vivir?

Pensamos que no solo vende el producto, también vende el lugar, el modo y la forma en que cultivas, es decir “la finca”. Además, en la finca estamos la inmensa mayoría del día, por lo que deben ser entornos seguros, limpios, ordenados y además, por qué no, bellos.

Pretendemos que nuestras fincas sean algo más que entornos productivos, y que tengan riqueza medioambiental. Poseemos una gran pinacoteca de arte agro-reivindicativo, realizada por nuestro Banksy local: El Gran Nauni, una persona que derrocha arte y talento.

LQA

Tenemos parras de uva de mesa, un guiño a nuestros orígenes y un olivo milenario de mas de seis metros de copa que hemos rescatado de la desaparición entre otras muchas especies. En resumen, nuestras fincas son lugares que inducen a la “biophilia” que es amar y cuidar la naturaleza y el campo en su magnitud. La agricultura es el origen de la civilización, nuestra cultura y modelo de vida, hay que ponerla en valor, con actividades monetizables además.

Próximamente inauguramos un hotelito agroecológico con cantidad de actividades medioambientales. Mi máxima es disfrutar trabajando, El día que deje de divertirme e ilusionarme lo dejare.

Trabajáis ecológico, cada vez más extendido y buscado por el consumidor… ¿Crees posible un campo almeriense no 100% ecológico, pero sí adoptando el control integrado en el cultivo convencional?

No creo que la solución comercial de Almeria sea producir solo ecológico. La solución de la agricultura almeriense es una agricultura más tecnificada, más profesionalizada, más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Considero que las grandes organizaciones productoras de la provincia están implantando y desarrollando desde hace tiempo el control integrado y demás técnicas en pro de un campo más limpio y biodiverso.

Sería conveniente que, de algún modo, articuláramos un modelo de venta que nos impida vender por debajo del “umbral de beneficio”. La extensión de norma es una herramienta, pero no la solución a las crisis de precios.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta