“Los invernaderos solares me han abierto los ojos”

gary stutte

Gary Stutte, investigador de cultivos en condiciones extremas de la NASA y CEO de la empresa SyNRGE, descubre el interior de los invernaderos solares de Almería y estas son sus impresiones.

Usted conocía esta área por fotografías aéreas y las de la NASA ¿Cuál es su impresión de los invernaderos ahora que los ha visitado?

Estoy increíblemente impresionado por la productividad y por la luz que entra en ellos, el buen uso de los recursos que se están aplicando aquí de una manera tan efectiva. Esta extensión tan ancha que se ve desde el espacio es un área mucha más concentrada de lo que hubiera imaginado y mucho más productiva. Este primer contacto ha supuesto para mí una experiencia que me ha abierto los ojos.

En su presentación en el III Congreso Inversolar mencionó que tenemos el reto de alimentar a 3.000 millones de personas más en la Tierra. ¿Piensa que los invernaderos son parte de la solución?

Absolutamente que son parte de la solución para alimentar al aumento previsto de población. Los invernaderos permiten una productividad muy superior a la que el campo puede hacer por sí mismo; permiten prolongar las estaciones y optimizar el entorno fuera de su zona habitual. Absolutamente sí, los invernaderos son una parte esencial de la solución.

En su investigación ha dedicado mucho tiempo al crecimiento de las plantas en condiciones de confinamiento y a estudiar temas como la luz artificial. ¿Qué parte de sus investigaciones podría ser implementada en esta zona de invernaderos?

Específicamente para este modelo de Almería estoy viendo controles de sensores para optimizar el agua, específicos para las necesidades de las plantas. Así como sensores de luz para optimizar cuando se pone el sombreado o cuando se quita. Tal vez el control de la ventilación para optimizar el control de CO2 dentro de esos invernaderos a medida que aumenta la demanda de cultivos y alimentos; la iluminación intermitente en el medio para controlar las plagas, para atraer a las plagas, o para aumentar la productividad de las plantas.

Los invernaderos son una parte esencial de la solución a la alimentación del mundo

En su conferencia también habló de las bacterias, las primeras criaturas vivas. Según usted aún pueden tener un papel más importante. ¿Cuál sería?

La bacteria crea una simbiosis con los neutrófilos de la tierra y tiene la posibilidad de aumentar la resistencia de la planta al estrés, ya que mejora la toma de los nutrientes del suelo donde está la planta y ellas también tienen la acción continua de la tierra mejorando la materia orgánica. Depende de esos organismos, la producción de bioestimulantes que incrementarían el tamaño y el vigor de la planta. Los vegetales tienen un verdadero potencial real para el crecimiento en lo que se llama la rizosfera. Pero en última instancia, que las interacciones de la raíz de la microplanta, y tal vez incluso a medida que avanzamos en el fruto de proporcionar esas bacterias son beneficiosas contra la infección por patógenos.

Usted está trabajando en el cultivo de plantas y cosechas en entornos como la Luna o Marte y estaciones espaciales, y, bueno, eso podría ser una realidad, y el resultado de su investigación es que hemos llegado a una mejora de los métodos de producción en la Tierra.

El desarrollo de tecnologías para cultivar en entornos muy duros y extraños y poco familiares tiene una aplicación directa en entornos duros y desconocidos donde se cultivan plantas y donde lo hemos hecho con éxito, como lo que estáis haciendo aquí en Almería. Tenemos el potencial de aplicar esas tecnologías para mejorar esos procesos.

gary stutte

¿Hay alguna otra cosa que le haya llamado la atención aquí en Almería?

Lo que realmente me ha llamado la atención y ha alterado mi pensamiento ha sido el aspecto bacteriano, la idea de que tenemos una diversidad de bacterias en las raíces para mejorar el crecimiento dentro de los invernaderos.

También el trabajo para aumentar la biodiversidad dentro del invernadero, no para disminuir las presiones de las plagas sino para crear esa biodiversidad y así mejorar la calidad de los cultivos reduciendo el uso de pesticidas.

Ha sido realmente una experiencia que me ha abierto los ojos y algo que ciertamente quiero investigar aún más profundamente.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta