La industria agroalimentaria proporciona 107.000 millones de euros anuales

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha resaltado hoy la gran importancia económica, social y medioambiental que tiene la industria agroalimentaria española, que proporciona un volumen de negocio de 107.000 millones de euros anuales, cifra que sitúa a España en el quinto puesto comunitario tras Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

Un sector, ha añadido, que cuenta con una balanza comercial positiva y un crecimiento continuado en exportaciones que alcanzan los 31.000 millones de euros. Unos buenos datos que, para el ministro, son motivo de orgullo, pero sin caer en la complacencia de cara a afrontar los retos de futuro.

Planas, que ha participado hoy en la inauguración de la séptima edición de las jornadas “Food and Drink Summit” que organiza la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), ha resaltado también la repercusión social del sector alimentario en España, que genera cerca de medio millón de empleos, y la importancia territorial de la industria alimentaria, ya que las empresas suelen estar ubicadas en el medio rural, cerca de las materias primas lo que contribuye al necesario equilibrio rural-urbano y a frenar el despoblamiento.

Retos de futuro

En el ámbito de la sostenibilidad ambiental y climática, Planas ha recordado que en las últimas décadas son muchas las empresas que han invertido en la mejora de la repercusión ambiental en sus procesos productivos. En este ámbito, Planas ha destacado la relevancia del “Programa para la Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria”, diseñado por el Ministerio.

Ha destacado la labor de las empresas agroalimentarias españolas, que son pioneras e innovadoras a la hora de producir alimentos cada vez más saludables.

En el marco de la responsabilidad social ha instado al sector a velar por el mantenimiento del empleo y su calidad, así como por su adaptación a los nuevos cambios, proporcionando a los trabajadores la necesaria cualificación que conlleva la modernización de las empresas.

El ministro ha animado a las empresas a seguir incorporando valor añadido a las producciones, no solo en productos y en procesos productivos, sino en la forma de ponerlos en el mercado, aprovechando las nuevas tecnologías.

Asimismo, ha definido como fundamental la transformación digital del sector agroalimentario. En dicha línea, ha reiterado la utilidad de la Estrategia de digitalización del sector agroalimentario y forestal y del medio rural, que impulsa el Ministerio como mapa de ruta y contribución a este proceso de transformación.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta