La formación e información de los trabajadores, claves en la prevención

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), establece que los trabajadores y trabajadoras deben recibir la información (art.18) sobre los riesgos para su seguridad y salud, las actividades y medidas de prevención para evitar dichos riesgos, así como sobre las medidas de emergencia a adoptar.

 

De igual forma, el empresario deberá garantizar que todos  los trabajadores y trabajadoras reciban una formación (art. 19), teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de la contratación como cuando se produzcan cambios en funciones o maquinaría.

Esta formación deberá impartirse, siempre que sea posible, dentro de la jornada de trabajo o, en su defecto, en otras horas, pero con el descuento en aquella del tiempo invertido en la misma.

No hay ninguna referencia legal a la posible caducidad de la formación, no obstante se recomienda repetir cada 5 años. La situación más peligrosa, la que más riesgos genera, es sin duda alguna el desconocimiento y la desinformación. Un trabajador correctamente formado domina su puesto de trabajo y tiene menos probabilidad de sufrir un accidente.

Se producen muchos accidentes que son totalmente evitables: atrapamientos en máquinas por no pararlas antes de solucionar un atasco, atropellos por no respetar la señalización del suelo, sobreesfuerzos físicos por no manipular adecuadamente las cajas, etc.

El incumplimiento de estas obligaciones empresariales se considera como infracción grave, pudiendo ser sancionado por un importe mínimo de 2.046 €.

El Servicio de Prevención Mancomunado de COEXPHAL está a vuestra disposición para cualquier necesidad formativa e informativa que tengan (950 62 13 94).

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta