La Comisión Europea recibe un millón de firmas reclamando una agricultura libre de tóxicos

Los representantes de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) ‘Salvemos a las Abejas y a los Agricultores’ transmitieron a la vicepresidenta Jourová y al comisario Kyriakides su petición expresa de restaurar la biodiversidad y proteger la salud de los ciudadanos reduciendo el uso de plaguicidas sintéticos antes de 2030 y eliminarlo por completo para 2035. En su opinión, la Unión Europea debe apoyar a los agricultores para que alcancen estos objetivos. Esta reivindicación llega en un momento en el que la propuesta legislativa de la Comisión Europea está recibiendo críticas por parte de la agroindustria y algunos Estados miembros de la Unión Europea.

Voces reivindicativas

Helmut Burtscher-Schaden, representante del Comité de Ciudadanos de la ICE, ha destacado: «Hace quince años, la Comisión propuso una legislación para reducir el riesgo y la dependencia de los plaguicidas, proteger las zonas ecológicamente sensibles y sustituir los plaguicidas más peligrosos por otros menos peligrosos. Los Estados miembros y el Parlamento acordaron estos objetivos en 2009 cuando adoptaron la Directiva sobre el Uso Sostenible de los Plaguicidas (SUR por sus siglas en inglés) y el Reglamento 1107/2009, pero posteriormente los Estados miembros no siguieron las leyes que habían acordado».

Pero la ciudadanía europea, con más de un millón de firmas validadas, exigen tener voz en este debate. Martin Dermine, responsable de política de salud y medio ambiente de Pesticides Action Network Europe y principal representante de la ICE ha señalado que: «Este debate no puede seguir dominado por la industria química y sus aliados, que ejercen presión a favor de la agricultura industrial. No puede haber agricultura y seguridad alimentaria sin suelos sanos, agua limpia y biodiversidad. La agricultura química industrial está en un callejón sin salida«.

Constantin Dobrescu, apicultor rumano y miembro del comité ciudadano: «Cada año, miles de apicultores rumanos se enfrentan a graves pérdidas de abejas en circunstancias que están claramente relacionadas con el uso de plaguicidas. La situación empeora y está relacionada con la agricultura cada vez más industrial que se practica en mi país.»

Annemarie Gluderer (miembro individual del comité ciudadano): «Nuestra granja ecológica está rodeada de terrenos muy fumigados debido a la producción intensiva de manzanas. Los plaguicidas llegaron a nuestra propiedad, nuestros cultivos ecológicos se contaminaron y ya no pudieron venderse como tal. Tuvimos que tomar muchas medidas de protección para evitar que nos envenenaran. Y nosotros, los agraviados, somos acusados, amenazados con el cierre, odiados y
excluidos. Consideramos que sólo hay una solución: ¡prohibición de los plaguicidas aquí y ahora! ¡Lo pido! Para nuestra granja ecológica, como madre y abuela para un futuro para nuestros nietos«.

La Dra. Polyxeni Nicolopoulo, miembro del comité ciudadano de Grecia, patóloga medioambiental de la Universidad de Atenas, destacó la importancia para nuestra salud: «Vemos muchos cánceres e infertilidad a edades tempranas, relacionados con la exposición a plaguicidas que interfieren en nuestro sistema hormonal. La exposición a los plaguicidas en el útero puede provocar infertilidad masculina y cáncer en edades tempranas. Las abejas son centinelas de la salud humana».

Martin Dermine concluye: «Somos más de un millón de ciudadanos de la UE en nuestro camino hacia un mundo libre de tóxicos. Abogamos por la restauración de la naturaleza, los alimentos sanos, el suelo sano y el agua limpia, las flores en los campos y la biodiversidad en todo nuestro entorno.»

Demandas presentadas

Además de la eliminación progresiva del uso de plaguicidas sintéticos, las demandas formales de la iniciativa ‘Salvemos a las abejas y a los agricultores’ pasan por medidas para recuperar la biodiversidad (restaurar los hábitats y las zonas agrícolas se convertirán en un vector de recuperación de la biodiversidad); apoyar a los agricultores en la transición hacia la agroecología; y favorecer las explotaciones pequeñas, diversas y sostenibles.

La iniciativa ciudadana está oficialmente validada y la Comisión Europea tendrá que dar una respuesta formal. En enero se celebrará una audiencia oficial en el Parlamento Europeo.

Antecedentes

La Iniciativa Ciudadana Europea fue organizada por organizaciones de todos los países de la UE, entre las que se encuentra la Sociedad Española de Agricultura Ecológica y Agroecología (SEAE). En todos los Estados miembros se recogieron firmas con los datos personales requeridos formalmente. Diez países alcanzaron el umbral mínimo fijado por la UE y el número total de firmas válidas la convierte
en una petición oficial en la agenda de la Comisión y el Parlamento europeos.
Del total de 1,18 millones de firmas recogidas, el 89% fueron válidas (dirección de registro y fecha de nacimiento o número de DNI correctos). Esto da como resultado 1,05 millones de firmas válidas y 11 países con umbral.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta