fields4ever, una iniciativa global para la conservación y vigilancia de la salud del suelo

Organizaciones de investigación, científicos y agricultores de Europa, Asia, África, América del Norte y del Sur se han unido a esta iniciativa global para la conservación y monitoreo de la salud del suelo, promovida por Biome Makers, una empresa de biotecnología con sede en California y Valladolid.

El proyecto fields4ever está abierto aún hasta el 31 de agosto para científicos e instituciones de investigación, agricultores y agrónomos con proyectos relacionados con las diversas categorías de salud del suelo. Desde el lanzamiento de la iniciativa y sus convocatorias abiertas, organizaciones de Europa, Asia, África, Norte y Sudamérica ya se han unido.

Cada proyecto participante recibe una serie de herramientas de monitoreo avanzadas proporcionadas por Biome Makers, que, por primera vez, abre su tecnología a la comunidad mundial de investigadores. El objetivo es apoyar alrededor de 200 proyectos de acción para la salud del suelo que contribuyen al avance científico, tecnológico o económico de la agricultura en relación con la bioactividad y la funcionalidad del suelo.

“Estamos muy satisfechos con la calidad y el alcance de los proyectos que estamos recibiendo, que abarca hipótesis de trabajo muy diversas, en todo tipo de cultivos. Que provengan de todos los continentes, permitirá campos para una visión global de la salud de nuestros suelos cultivados “, explica Adrián Ferrero, CEO y cofundador de Biomemakers.

Además de centros y entidades de investigación en Kenia, Suiza o Italia, desde España se ha unido la Universidad Politécnica de Cartagena que está llevando a cabo un proyecto para medir el efecto del cultivo intercalado en la horticultura para aumentar la productividad del suelo y los servicios del ecosistema, particularmente en el brócoli y las habas, y la Universidad de Almería, con 161 recogidas de muestras en cultivos de| tomate y pimiento.

El proyecto fields4ever pretende analizar cerca del medio millón de hectáreas en todo el mundo durante los 18 meses con cuatro objetivos marcados: desentrañar el estado de salud del suelo de los campos agrícolas y restaurar su salud, secuestrar 0,5 millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero. reducir en 2.300 toneladas la pérdida de nutrientes para el medio ambiente y ahorrar un millón de toneladas métricas de la erosión del suelo.

Biome Makers ha aportado 10.000 de estas herramientas de monitorización, valoradas en 4 millones de euros, que se están ofreciendo a través de convocatorias abiertas a los agentes agrícolas e investigadores de todo el mundo y la convocatoria está abierta hasta el 31 de agosto.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta