Europa prohíbe el uso del clorpirifós

La Comisión Europea no va a renovar las autorizaciones de los insecticidas clorpirifós y metil clorpirifós al no cumplir los criterios de aprobación para la salud humana establecidos en la legislación de la UE. Ambas sustancias son utilizadas para controlar plagas en una amplia variedad de cultivos.

El pasado 6 de diciembre, en la reunión del Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, los Estados miembros votaron a favor de no renovar ambas aprobaciones. Una vez que la Comisión Europea haya adoptado formalmente el Reglamento, previsto para enero de 2020, los Estados miembros deberán retirar todas las autorizaciones de productos fitosanitarios que contengan dichas sustancias activas, aunque los países comunitarios pueden otorgar un período de gracia máximos de tres meses para el almacenamiento final, eliminación y uso. Después de eso, estos productos fitosanitarios no podrán comercializarse ni utilizarse dentro de la Unión Europea.

Ambas sustancias son organofosforados no sistémicos con actividad insecticida por ingestión, inhalación y contacto, con gran efecto de choque. Entre las numerosas plagas que controla, destacan Tuta absolutaSpodoptera frugiperdaPlanococcus citriCurculio nucumLeptinotarsa decemlineataHelicoverpa armigeraLobesia botranaPrays oleaeMyzus persicae y Spodoptera littoralis, entre otros muchos coleópteros e insectos. El metil clorpirifós, además, también se usa para tratar granos de cereales almacenados y depósitos vacíos.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta