El Parlamento Europeo votará enmiendas más restrictivas al uso de fitosanitarios

fitosanitarios

La propuesta de Reglamento de Uso sostenible de productos fitosanitarios, adoptada por la Comisión Europea el 22 de junio de 2022, sigue su tramitación en el Parlamento Europeo.

Tras el debate en las Comisiones de Agricultura, el 9 de octubre y de Medio Ambiente el día 24, en este mes de noviembre, el Pleno del Parlamento votará el Informe de la Comisión de Medio Ambiente, que incluye enmiendas aun más restrictivas al uso de fitosanitarios que las incluidas en el texto de la Comisión.

La propuesta de Reglamento de uso sostenible de productos fitosanitarios plantea entre sus principales objetivos la reducción del uso y riesgo de plaguicidas químicos en un 50% y reducción del 50% del uso de plaguicidas más peligrosos de aquí a 2030.

Plantea también la prohibición total del uso de productos fitosanitarios en zonas sensibles, lo que podría representar el 40% de la superficie de cultivo y la obligación de registrar electrónicamente la gestión integrada de plagas y la aplicación de productos fitosanitarios.

Ahora el Parlamento

Tras la presentación de la propuesta, por parte de la Comisión Europea el 22 de junio de 2022, que se está tramitando siguiendo el procedimiento legislativo ordinario, el Parlamento Europeo tiene que emitir su opinión, en forma de informe y puede incluir enmiendas.

Y en esta línea, la propuesta de Reglamento ha sido debatida en la Comisión de Agricultura del Parlamento el 9 de octubre y en la Comisión de Medio Ambiente, el 24 de octubre, que es la Comisión de fondo y por tanto es su informe el que se votará en la sesión plenaria del 20 al 23 de noviembre.

En este informe de la Comisión de Medio Ambiente, se incluyen enmiendas aun más restrictivas con el uso de productos fitosanitarios que las recogidas por la propuesta de Reglamento de la Comisión, lo que ha hecho que muchas organizaciones lo rechacen y pidan al Parlamento Europeo que no lo apruebe. Como el COPA COGECA, que agrupa a organizaciones agrarias y cooperativas de la UE, o la FNSEA francesa, que ha definido el informe de la Comisión de Medio Ambiente como una “catástrofe para la agricultura francesa”.

Noticia relacionada: Bruselas vota por mayoría un dictamen equilibrado sobre el uso sostenible de fitosanitarios

Para FEPEX, la tramitación de la propuesta de Reglamento de la Comisión Europea no debería seguir adelante en los términos planteados porque, entre otras razones, no aborda una de las consecuencias que la futura aplicación de este Reglamento supondrá para los cultivos comunitarios y es la falta de alternativas a los productos cuya reducción se exige y la falta de tiempo para buscar esas alternativas, lo que repercutirá en la producción comunitaria, pero no en la producción de terceros países.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta