“El control biológico es el presente y, sobre todo, el futuro”

Jesús Villolobos López es una de las personas más influyentes en el campo almeriense. Con una dilatada experiencia, lleva prácticamente la mayor parte de su vida laboral vinculado a CABASC y por consiguiente a Única Group. Decir su nombre es sinónimo de compromiso y de responsabilidad. Villalobos es de esas personas que, afortunadamente, desde sus inicios, han contribuido a que el control biológico se implante en nuestros cultivos, y seamos un referente en el agro mundial.

El mes pasado, la consejera de Agricultura alababa la apuesta de la agricultura almeriense por el control biológico y hablaba de más de 26.000 hectáreas en Almería, un 5% más que la campaña anterior. ¿Es una buena cifra o aún falta mucho camino que recorrer?

La cifra parece bastante real y según la información que nosotros barajamos coincide con esos números. Se trata de una cifra razonable, pero tenemos que seguir luchando para llegar al 100%.

Está claro que el control integrado es el presente y sobre todo el futuro. Es la única manera de adaptarnos a los clientes que tenemos, que cada vez necesitan más producto con esas características.

Nos consta que en Única, en general, y en CABASC, en particular, abanderáis el control de plagas mediante el uso de organismos beneficiosos, ¿Cómo convencer a un agricultor de que el control biológico es el camino? ¿Cuéntanos cómo lo hacéis en única?

Convencer al agricultor es un trabajo que necesita tiempo y sobre todo generarle confianza. Para eso, lo primero que tenemos que estar totalmente convencidos a nivel técnico de que el control biológico es el presente y el futuro, y que con él, realmente, mejoramos el rendimiento y la rentabilidad del agricultor.

Y además es fundamental también que el consejo rector y la dirección de la empresa tenga el mismo convencimiento y ponga los medios tanto físicos como de personal para poder ir haciendo demostraciones y enseñando a los agricultores que realmente este método funciona.

Y así lo estamos haciendo en UNICA desde el principio. Cada vez cuesta menos porque cada vez hay más agricultores convencidos, y ellos mismos se dan cuenta de que realmente así trabajan más cómodos que con tratamientos químicos.

A eso ha ayudado, como he dicho, hacer muchas demostraciones, se llevaba a los agricultores a visitar las fincas en donde se había instalado fauna auxiliar y estaban funcionando, y se le enseñaba no sólo a hacer las sueltas en el momento adecuado sino después cómo hacer un manejo del cultivo para que las sueltas sobrevivieran, se reprodujeran y fueran eficientes en el control biológico.

Existe además la creencia de que en los cultivos de primavera o de ciclo corto, los “bichos” no sirven…que hay que tratar. ¿Cómo podemos romper esa creencia?

Esa es una lucha difícil. ¿Por qué? Porque no se ve una instalación a largo plazo y al final ellos piensan que lo pueden controlar las plagas antes de que los auxiliares se instalen.

Jesús Villalobos unica

Realmente eso no es así. Porque cuando aportamos fauna auxiliar a cultivos de primavera conseguimos varias cosas: que la incidencia de las plagas sea bastante menor, que los tratamientos también sean menores y sobre todo, rompemos el ciclo de la plaga porque al arrancar los cultivos en lugar de contar con las plagas, trips, mosca blanca, etc, con lo que contamos es con fauna auxiliar suelta que nos protege mejor para los cultivos posteriores.

Una de las estrellas de los insectos auxiliares es el Swirskii. Recientemente Bioline Iberia, lanzó Starskii, el nuevo A. swirskii con la tecnología CART (Tecnología adaptada al cambio climático). Háblanos sobre Bioline Iberia, y qué ventajas os aporta trabajar con ellos

Para el desarrollo del control integrado necesitamos de empresas como Bioline que investiguen y desarrollen nuevas tecnologías.

En Almería hay un antes y un después del swirskii y del desarrollo de este ácaro y su manera de aplicar.

Bioline es una de las empresas que más está innovando en ese sentido tanto a la hora de producirlo como en el producto final, ya que está mucho más adaptado a cuestiones como el cambio climático, un factor fundamental porque, cada vez más, todo está enfocado hacia la sostenibilidad.

El cambio climático es un hecho que no se puede negar, las condiciones climáticas cambian y necesitamos desarrollos que se adapten a estos cambios antes que a nosotros nos produzcan un daño considerable.

En esta finca se trabaja con una de las empresas que han hecho una fuerte apuesta por el medio ambiente, como es Bioline Iberia. ¿Cómo es el trabajo entre los técnicos y agricultores de la cooperativa CABASC, con esta empresa de referencia?

Como he comentado antes nuestro trabajo en producción integrada exige de confianza y al trabajar con seres vivos se producen dificultades a lo largo del ciclo: bajadas de humedad relativa, instalaciones más lentas, menos cantidad de plagas con lo que hay menos capacidad de alimento para la fauna auxiliar; por eso, el trabajo de los técnicos de Bioline con los técnicos y agricultores de Cabasc, y de Unica en general, es fundamental para ir solucionando los posibles problemas, así el trabajo se hace de una forma continua y coordinada entre todos nosotros.

Para ello, los técnicos de Bioline y de Única están muy en contacto y muy encima de lo que ocurre en las plantaciones para adelantarse y minimizar esos problemas.

Finalmente, en el ámbito del control biológico ya se habla de dar un paso más -de hecho, se está dando- hacia la agroecología, otros la llaman agricultura regenerativa… se colocan plantas “auxiliares” dentro y fuera del invernadero, abonado en verde…. vamos todos hacia lo ecológico. ¿hacia dónde cree que vamos?

Realmente el sistema ha cambiado, el concepto del consumidor también, el concepto del mercado y la forma de hacer agricultura han evolucionado.

Actualmente no podría decir que vamos hacia lo ecológico de forma completa, al 100%, porque tiene un protocolo determinado, pero sí es verdad que todo lo que conlleva sostenibilidad y cuidar el medio ambiente es muy importante.

Y todo debe hacerse de forma global. No basta con soltar fauna auxiliar, sino que tenemos que tener manejos tanto en suelo como en clima, colocando plantas auxiliares que sirvan de reservorio a esa fauna auxiliar con el fin de desarrollar un sistema sostenible.

Hace un tiempo hablábamos de nutrición de la planta o soltar auxiliares para eliminar la plaga de la planta, y ahora ya hablamos de nutrición del suelo, de tal manera que el conjunto global haga que la fauna auxiliar se masifique y las plagas se minimicen de una forma regenerativa y natural.

Como decía al principio, esto es el presente y sobre todo futuro. Está claro que nuestros consumidores y Europa principalmente lo demandan, y el resto del mundo lo tendrá que conseguir. Vamos hacia una agricultura muy sostenible, y Almería es pionera en ello, y en empresas como Bioline y Única están convencidos y apoyan de una manera definitiva este cambio.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta