Construyen el ‘super-pangenoma’ de la sandía para mejorar su calidad

sandía

Investigadores del Boyce Thompson Institute han construido un ‘super-pangenoma’ de la sandía moderna y sus parientes silvestres, descubriendo genes beneficiosos perdidos durante la domesticación que podrían mejorar la resistencia a las enfermedades y la calidad de la fruta de esta importante fruta a nivel global.

Según un estudio reciente publicado en el Plant Biotechnology Journal, la ciencia ha ayudado de esta forma a los productores a conseguir sandías jugosas y deliciosas de una temporada a otra. Los investigadores dicen que la combinación mejora el sabor de la fruta así como su resistencia durante el proceso de crecimiento.

“El super-pangenoma proporciona un valioso conjunto de herramientas genéticas para que los breeders e investigadores mejoren la sandía comercial”, ha comentado el profesor Zhangjun Fei, autor principal del estudio. “Al comprender la composición genética y los patrones evolutivos de las sandías, podemos desarrollar variedades con mayor rendimiento, mayor resistencia a las enfermedades y mayor adaptabilidad”.

genoma-sandia

Los genes de variedades de sandía silvestre que los investigadores pudieron aislar dentro del super-pangenoma controlan aspectos como el dulzor, el color de la pulpa y el grosor de la cáscara que se perdieron durante siglos de domesticación. Un descubrimiento particularmente interesante fue su capacidad para aislar la “duplicación en tándem del gen transportador de azúcar ClTST2 que mejora la acumulación de azúcar y el dulzor de la fruta en la sandía cultivada”. Esta variante genética era rara en las sandías silvestres, pero fue seleccionada durante la domesticación de la sandía moderna cultivada.

547 muestras

El super-pangenoma de la sandía se construyó utilizando secuencias genómicas de referencia y datos de resecuenciación del genoma de 547 muestras de sandía que abarcan cuatro especies: la sandía cultivada (Citrullus lanatus) y sus parientes silvestres C. mucosospermus, C. amarus y C. colocynthis.

“Estos genes beneficiosos podrían reintroducirse en cultivares modernos para generar variedades de sandía más resistentes”, dijo Fei. “Nuestros hallazgos no sólo proporcionan información sobre el viaje evolutivo de las sandías, sino que también presentan implicaciones significativas para la reproducción y la resistencia a las enfermedades”.

El estudio del Instituto Boyce Thompson fue apoyado por subvenciones de la Iniciativa de Investigación de Cultivos Especiales del Instituto Nacional de Alimentación y Agricultura del USDA y la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Fuente: Chile Bio

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta