La Comisión Europea presentará una propuesta de ley sobre la salud del suelo en 2023

La Comisión Europea ha adoptado hoy tres nuevas iniciativas en el marco  del Pacto Verde Europeo y de la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad para 2030. Una de ellas destinada a que todos los suelos europeos se rehabiliten, sean resilientes y estén adecuadamente protegidos de aquí a 2050, en la que ya prevé una propuesta de ley sobre la salud del suelo para 2023.

Según los datos manejados por la Comisión, el 70 % de los suelos de la UE no se encuentra en buenas condiciones. La nueva estrategia establece un marco con medidas concretas encaminadas a la protección, la rehabilitación y el uso sostenible de los suelos, y propone un conjunto de medidas voluntarias y otras jurídicamente vinculantes, con el objetivo de aumentar el carbono del suelo en las tierras agrícolas, luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y suelos degradados y velar por que, de aquí a 2050, todos los ecosistemas del suelo se encuentren en buen estado.

La estrategia pretende lograr el mismo nivel de protección del suelo que los que tienen el agua y el aire en la UE. Para ello, se presentará en 2023 una propuesta de nueva ley sobre la salud del suelo, tras una evaluación de impacto y una amplia consulta a las partes interesadas y a los Estados miembros

Advertencia del sector europeo

Desde COPA-COGECA han acogido con satisfacción la inclusión, en esta estrategia, de soluciones interesantes en el ámbito de la agricultura en relación con el apoyo prestado al seguimiento del estado del suelo, la investigación de tecnologías innovadoras para abordar la degradación y la descontaminación del suelo. Sin embargo, advierten que “la Comisión debe garantizar que todas las herramientas propuestas sean valores añadidos y no aumenten, en cambio, la burocracia arbitraria para los Estados miembros, los agricultores y los silvicultores”. 

Deforestación y traslado de residuos

Las dos restantes iniciativas proponen, por un lado, nuevas normas para atajar la deforestación, y por otro, normas más estrictas sobre las exportaciones de residuos para facilitar los traslados de residuos dentro de la Unión a fin de promover la economía circular y hacer frente a los retos que plantean los residuos ilegales y la exportación de residuos a terceros países.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta