Científicos rusos logran cultivar sandías en la Antártida

Cultiva-sandias-en-la-antartida

Los científicos de la 68ª expedición antártica rusa del Instituto de Investigación del Ártico y del Antártico (AARI), junto con colegas del Instituto de Investigación Agrofísica y el Instituto de Problemas Biomédicos de la Academia de Ciencias de Rusia, han completado con éxito el primer experimento sobre el cultivo de sandías en la estación antártica Vostok, el lugar más frío de la Tierra, gracias al uso de la tecnología sin suelo.

La sandía, una de las frutas que más se identifica al verano caluroso, es originaria de Sudán, en África, por lo que su cultivo en un lugar gélido resultaba impensable. Las condiciones climáticas en la estación Vostok son las más severas de la Tierra, la temperatura mínima llega a los -70°C y en el verano no rebasa los -30°C. Por si esto fuera poco, en julio de 1983 registró la temperatura del aire más baja del planeta: -89,2°C.

Desde 2020, los científicos han trabajado durante 103 días hasta conseguir ocho frutas maduras y dulces. Según el AARI, se ha utilizado un equipo fitotécnico diseñado especialmente para el experimento. 

Cultiva-sandias-en-la-antartida_2

En abril de este año, se comenzó con la siembra de dos variedades de sandía que tenían capacidad de adaptarse a la baja presión atmosférica y las condiciones de oxígeno. Los investigadores utilizaron un sustituto de suelo de capa delgada, soluciones nutritivas e iluminación artificial similar a la luz solar. Además, la polinización de las plantas se realizó de forma manual.

Fue así como se logró que, en junio, los científicos pudieran disfrutar de la primera cosecha, con sandías que alcanzaron los 13 centímetros de diámetro.

El geofísico jefe de la estación Vostok, Andréi Tepliakov, dijo que, aunque el peso de las frutas no llegó al kilo, su sabor y aroma no eran inferiores a las que se cultivan de forma natural.

Cultiva-sandias-en-la-antartida_3

La estación ha destacado en un comunicado que las plantas también tuvieron un efecto positivo en el estado emocional de los exploradores. En Vostok, las personas pasan muchos meses aislados en condiciones con bajas temperaturas y espacio limitado.

Las sandías no han sido el único triunfo del grupo de científicos. En el pasado ya habían logrado cultivar tomate y pimientos, además de cultivos de hoja como rúcula, col, berro, mostaza, acelga, verdolaga, perejil, eneldo, albahaca y espinaca.

En el futuro, los investigadores polares planean desarrollar tecnología para sembrar nuevos cultivos como arándanos, moras y fresas.

La Expedición Antártica Rusa del Instituto de Investigación del Ártico y la Antártida (AARI) ha destacado que la tecnología de cultivo está diseñada para que puedan trabajar con ella personas no especialistas, lo que amplía el rango de aplicabilidad.

Foto y video: Andrey Teplyakov, Ivan Sergeev, AARI

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta